domingo, 1 de agosto de 2010

Mujeres embarazadas por el Espíritu Santo









Hace poco me cambié de pega. Principalmente buscando un contrato que me garantizara cobertura de salud e imposiciones.


Casi todos me recomendaron que, por la edad, intentara meterme a una isapre. Y que cotizara planes con "poco útero".

¿Planes con poco útero? ¿Ya? ¿Y acaso los hombres cotizan planes con poca próstata? ¿O con poco sistema digestivo?

El tema me pareció muy injusto, pero efectivamente es así. Los planes para las mujeres jóvenes son carísimos e incluyen pocos reembolsos, incluso si consideran "poco útero" (o sea una cobertura de no más de un 25% para todo lo relacionado con embarazos). 

¿Y por qué se penaliza solo a las mujeres ante la potencialidad de un embarazo? ¿Acaso ahora todas quedamos embarazadas por el Espíritu Santo? ¿O estamos desarrollando capacidad hermafrodita y no me enteré?


Por eso, estoy contenta de que al fin se comience a discutir un  proyecto de ley para disminuir las diferencias por sexo y reducir el valor de los planes de salud a mayores de 65 años, y espero que la iniciativa llegue a buen puerto.

Actualmente existen planes "compensados" en los que los hombres pueden renunciar a algunos beneficios para que su pareja estable acceda a "algo" de derecho de útero. Pero la gran mayoría no lo hace. 

Hombres, no aleguen y comencemos a hacer un poco de justicia. Ustedes también tuvieron mamá.

4 comentarios:

Sebastián dijo...

Toda la razón, mi amor!!
...OH WAIT!

Lorena Machuca W. dijo...

jajajajajajajajaja :) :) :)

Tita la mas bonita dijo...

Que disparate! Cómo pueden permitir las mujeres que están donde se toman decisiones que afectan la vida de una mujer, estas “normas” anti naturales?, pues realmente el espíritu santo, esta suplantando las “eyaculaciones sanforizadas”! He dicho!

Un Besito Marino

ClothoBoBardi dijo...

¡¡Totalmente de acuedo contigo!!

Un besooOO!! Muuaaa!! :-)

Sigueme en Twitter!